Columna do Pastor

5 de Enero de 2023

La luz que surge del Cristo que vive en todos los miembros de la Iglesia se palpa a través del servicio a los más necesitados de nuestra sociedad. Las lecturas anuncian que Dios se hace presente en el mundo, cada vez que sus hijas e hijos adoptivos actúan en su nombre, por el bien del prójimo. Así lo anuncia Isaías al afirmar que la luz divina transforma el sufrimiento humano, cada vez que se comparte el pan con el hambriento y se brinda casa al pobre sin techo. (primera lectura). San Mateo recupera el símbolo de la luz en los labios del Maestro, cuando nos recuerda la afirmación que les hiciera a sus discípulos (Evangelio).

Estamos llamados a ser sal de la tierra y luz del mundo. Con este mensaje del Señor, la Iglesia de los primeros discípulos proclamó la Buena Nueva. San Pablo escribe y afirma que, sólo por la fuerza del Espíritu Santo, pudo compartir esta proclamación con los corintios (segunda lectura). Es conveniente dialogar en grupos pequeños, sobre nuestro compromiso con el discipulado actual ¿ Qué significa ser “luz” y en qué consiste la Buena Nueva, que Cristo nos llama a compartir con los demás?

Rev. Juan J. Sosa
Párroco